No “fabricar” hijos sin padre

No fabricar hijos sin padre
Haber nacido sin padre, bien porque este haya abandonado tempranamente a la madre, bien por la ocurrencia de un accidente o por otras circunstancias dolorosas y no deseadas, es la realidad de muchas personas en el mundo. Cuestión muy diferente es que un hijo sea privado del padre a conciencia, con anuencia del Estado, desde antes del minuto uno. Y es lo que el pasado 27 de septiembre aprobó en primera lectura la Asamblea Nacional francesa. Hasta ahora, Francia reserva

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares