Novedades de cine en plataformas septiembre 2021

Novedades de cine en plataformas (septiembre 2021)

Ofrecemos una selección de películas recientemente aparecidas en plataformas digitales.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Otra ronda
Druk

Director: Thomas Vinterberg. Guion: Thomas Vinterberg, Tobias Lindholm. Intérpretes: Mads Mikkelsen, Lars Ranthe, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang, Maria Bonnevie, Susse Wold. 116 min. Jóvenes. (Sexo)

El siempre inquietante director danés Thomas Vinterberg nos ofrece una incómoda reflexión sobre el alcoholismo, que en realidad esconde una pregunta sobre el sentido de la vida. Martin (Mads Mikkelsen) es un profesor de Historia en un instituto. Ha perdido la chispa y sus clases son tediosas y rutinarias. Un día, Martin y un grupo de compañeros de trabajo deciden hacer un experimento que consiste en ingerir alcohol todos los días, de manera controlada. Los primeros resultados parecen ser maravillosos, pero es difícil mantener ese deseado control.

Vinterberg retrata el vacío de la sociedad danesa, que es más bien el de todo Occidente. A pesar de las desastrosas consecuencias del alcoholismo que nos aguardan en el film, el director es deliberadamente ambiguo a la hora de posicionarse respecto a los efectos beneficiosos o nocivos del alcohol, e incluso en cierto momento se puede interpretar que anima a los jóvenes a consumirlo. En cualquier caso, no parece que ofrezca una alternativa clara para llenar el vacío que indoloramente va calando hasta los huesos de nuestra sociedad.

 

Una joven prometedora
Promising Young Woman

Directora y guionista: Emerald Fennell. Intérpretes: Carey Mulligan, Adam Brody, Alfred Molina, Alison Brie, Angela Zhou, Bo Burnham, Christopher Mintz-Plasse, Clancy Brown, Connie Britton, Jennifer Coolidge, Laverne Cox. 113 min. Adultos. (Lenguaje soez, Sexo)

La joven prometedora es Cassey, una chica que cursó con éxito los primeros años de Medicina. Ahora tiene 30 años, está soltera, vive con sus padres, maltrabaja en una cafetería y pasa la noche alcoholizada, ligando con desconocidos.

Sorprendente debut de la británica Emerald Fennell, que ha convertido esta relectura de la venganza femenina en una película original, rotunda y perturbadora. Carey Mulligan borda una interpretación complejísima. Su personaje no es que tenga esquinas, es una pura arista. La película es incómoda desde los primeros segundos hasta su impactante final. La radiografía social que muestra es demoledora, pero nunca se solucionó una enfermedad grave pegando tiritas.

 

Police

Directora: Anne Fontaine. Guion: Anne Fontaine, Claire Barré. Intérpretes: Anne-Gaëlle Jourdain, Anne-Pascale Clairembourg, Cédric Vieira, Elisa Lasowski, Grégory Gadebois, Omar Sy, Peyman Moaadi, Virginie Efira. 98 min. Adultos. (Sexo)

Virginie, Aristide y Erik son policías y están destinados en la misma comisaría de París. Una noche les asignan el traslado de un refugiado que va a ser deportado a su país. Deben llevarlo desde los barracones de acogida hasta el aeropuerto.

La película nos hace creer que estamos ante un thriller policiaco y nos sitúa a la espera de la acción que nunca llega, porque en realidad estamos viendo un drama social. Esa buscada ambigüedad resta profundidad al tema y defrauda las expectativas del espectador. Como contrapartida está el trío protagonista, que consigue mantener el interés.

 

Earwig y la bruja

Earwig y la bruja
Aya to majo

Director: Goro Miyazaki. Guion: Emi Gunji, Hayao Miyazaki, Keiko Niwa. Animación. 82 min. Jóvenes.

Earwig es una huérfana de 10 años que tiene el don de engatusar a las personas a su alrededor, controla el orfanato y le encanta vivir ahí. Pero un día una extraña pareja, en realidad una bruja y un hechicero, no se deja seducir y la adopta.

Earwig y la bruja tiene unos personajes interesantes, algunos encantadores; la animación y los fondos son muy buenos; pero la narración es pobre y los personajes evolucionan poco. No provocan esa simpatía arrebatadora que siempre ha conseguido el estudio Ghibli. Hay destellos interesantes, gestos sugerentes de esa riqueza interior que Goro Miyazaki busca transmitir; pero él no es su padre.