Italia oculta. Terror contra democracia

Italia oculta. Terror contra democracia

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALItalia occulta

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2019)

Nº PÁGINAS384 págs.

PRECIO PAPEL20 €

PRECIO DIGITAL11,99 €

GÉNERO

Profesionales y estudiantes de Derecho y quienes se interesen en la historia detallada del siglo XX, harían bien en acercarse a esta obra de Giuliano Turone, juez emérito del Tribunal de Casación italiano. Es una esmerada crónica de las acciones de varias tramas mafiosas, masónicas y terroristas en Italia, desde los finales de los setenta hasta adentrada la década de los ochenta del siglo pasado.

En España, por esa época, incumbía el terror de ETA y quizá no prestásemos demasiada atención a lo que ocurría en esa parte del Mediterráneo: secuestro y asesinato de Aldo Moro por las Brigadas Rojas; centenares de víctimas causadas por distintas mafias; atentados de neofascistas, como la masacre de Bolonia; influencia de la logia masónica P2. Y, sobre todo, unas estructuras de corrupción que alcanzaban a gran parte de la clase política, militar y policial. Sobrevuela sobre casi todo el espectro de Giulio Andreotti (1919-2013), tres veces presidente del Consejo de Ministros, varias veces imputado por asociación con familias mafiosas, pero nunca condenado.

El libro relata también la guerra entre dos familias de la mafia, que acabó con el exterminio de una de ellas. A la altura de 2020, todo eso es ya historia. Pero, como ha sucedido también en España con ETA, muchos crímenes han quedado sin investigar a fondo e impunes.

Turone actuó en primera persona en algunos los procesos de los años setenta y ochenta y, por tanto, es buen conocedor de los procedimientos y de la trayectoria de sus colegas (no pocos asesinados). Se atiene, sobre todo, a lo que resulta de las sentencias, lo que quiere decir que la documentación es de primera mano. Solo leyendo este libro se puede hacer una idea de, por ejemplo, la influencia que llegó a tener la logia P2 (al mando del “venerable” Licio Gelli, 1919-2015) en toda Italia.

Finalmente, en 1992, tuvo lugar el proceso de “Manos Limpias”, que acabó, al menos a grandes trazos, con la corrupción institucionalizada y dejó a la Democracia Cristiana y al Partido Comunista bajo mínimos. Pero da que pensar que, después de varios gobiernos efímeros, se abriera paso… Berlusconi, también procedente de la P2, que gobernó Italia nueve meses en 1994 y 1995, luego cinco años de 2001 a 2006, y tres años y medio entre 2008 y 2011. El “venerable” masón Licio Gelli estaría satisfecho. 

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares